alt 

Walter Gazek

Presidente

alt 

Mariano Gonzalez

Vicepresidente

alt 

José Luis Arrate

Secretario

gustavo Sirimarco

ProSecretario

 

alt 

Roberto Vega

Tesorero

alt 

Marcelo Letourneau

Protesorero

Vocales Titulares

alt 

Alberto Salvador

alt 

Alberto Ortiz

alt 

Pascual Corapi

alt 

Carlos Alebrto Rossi

alt 

Juan Russo

alt 

Hugo Martino

Vocales suplentes

alt 

Marcelo Garmendia

alt 

José Maria Visintin

alt 

Carlos Orcoyen

alt 

Eduardo Rudski

alt 

Roman Lazaro Alvarez

alt 

Nestor Plaza

Revisores de cuenta

alt 

Eduardo Lozano

alt 

Nicolas Valencia

 

Es válido recordar, las causas y objetivos que rodearon su nacimiento allá por 1934, para comparar con la conflictiva situación económica actual y la obvia necesidad de construir y mantener la unidad institucionalmente organizada, por defendernos y proyectarnos en nuestra condición de pequeños y medianos comerciante e industriales. Las primeras décadas del siglo XX, mostraron un panorama mundial caracterizado por el desarrollo acelerado de poderosas concentraciones de gran potencial económico, que comenzaron a exportar sus capitales a paises más débiles, con el lógico áfan de extraer los mayores beneficios y dominar los resortes fundamentales de sus economías. En esta etapa y hasta el inicio de la guerra, se abre un período de importante movilización y participación social, tanto en los sectores rurales como urbanos de nuestro país, enarbolándose reinvindicaciones econnómicas y sociales, por la democracia y contra los abusos de los grandes monopólios. Desde el grito de Alcorta en 1912, que dio nacimiento a la Federación Agraria Argentina hasta el acta de Catamarca 1950, en que queda constituida la llamada Confederación Argentina de la Producción, la Industria y Comercio (CAPIC), pasaron muchas jornadas de lucha de estos sectores pequeños y medianos de la Economía Nacional, para defender sus legítimos derechos y coadyubar simultáneamente el progreso social de la Nación. Muchas Cámaras Gremiales como la nuestra, nacieron dentro de ese período histórico como esos perfiles y en el marco del contexto nacional e internacional de la época. Los objetivos comunes a todas, fueron compensar la debilidad relativa de las PyMES, para dotarlas de mayor peso y gravitación, con lo cual pudo verificarse en la práctica la profunda verdad del adagio que dice " LA UNION HACE LA FUERZA".